Pasan los años y aun te persigue ese sentir de no poder ser libre, a pesar de haberte ido de tu casa, de tener tu propia familia, haber estudiado una carrera, pero aun así, sientes esa sensación de la cual no puedes liberarte, como un peso que te acompaña y algunos días se hace mas intenso.

A veces sientes que ya no esta, pero basta que sucedan ciertas cosas puntuales y viene de vuelta, y trae de regreso sensaciones que te recuerdan una infancia quizás no tan amada, no tan acompañada, no tan feliz.
 .
Quizás esto tiene que ver con situaciones familiares que se repiten y sientes que no puedes hacer nada por cambiarlas, que se escapan de tu control y te ves atrapada en esa realidad, quizás las formas en que se relacionaban mama y papa ó mama y abuela,  aparecen nuevamente en tu vida, proyectada en tus vínculos cercanos, con tu pareja, con tus hijos, con tu jefe.
 .
Como dejar todo esto atrás, como poder ser libre de esta carga que sientes tiñe toda tu vida?
 .
Primero, te voy a preguntar si tienes un registro de cuando te sientes así, normalmente cuando le pregunto eso a las mujeres con las que trabajo en terapia, ellas están en su fase premenstrual, y créeme que esto incrementa las sensaciones de pesar y negativismo (cuando no vivimos un ciclo menstrual consciente), por esto, es importante tener consciencia de cuando te sientes así, para observar si un registro emocional de tu cuerpo te esta trayendo estos recuerdos sensoriales, y así sacarle un poco de peso, abrirnos a la comprensión y comenzar a transitar nuestras fases con mas luz.
 .
También, para que deje de doler,  tienes que mirar tu historia, y ver que es lo que hay que reparar según como te la han contado, muchas veces tenemos guardada la historia desde como nos la contó mama, o como reaccionaba papa, pero ni una de las dos versiones, son nuestras en realidad, y encontrar una versión propia nos sana, nos libera de la mochila.
 .
Conversar con mama y papa que tenemos en nuestro interior también, de forma simbólica, nos ayuda a entrar en la comprensión de lo que sucedió, mirarlo con ojos de mujeres adultas y dejar de sentirlo como lo sentía la niña, nos ayuda a amarnos con compasión y soltar la angustia.
 .
Algunas veces nos servirá mirar algunas fotografías de nuestra infancia, y encontrar en ellas, respuestas de como era la vida, como nos veíamos en aquellas fotografías, quienes salen y quienes no, quienes tomaron la foto, que estaba pasando en ese momento que se capturo la imagen, esto nos ayuda a reconstruir la historia y mirar con otros lentes lo vivido.
 .
Liberarte de la mochila, depende de ti, de que te hagas responsable de tu vida, que quieras transformar tu experiencia y te atrevas a dar el paso de decir, si ! quiero dejar esto atrás y no ser mas victima de la historia.
 .
Este valiente acto, traerá las mas bellas y profundas experiencias de transformación, para ti, y todo tu linaje, 7 generaciones hacia atrás y también hacia tu descendencia,
 .
Te animas?

Join the discussion One Comment

  • Ximena González dijo:

    Amiga solo hace poco estoy descubriendo mi historia y fue gracias a nuestras conversaciones ya que me di cuenta nunca fui feliz y miraba a mi alrededor y veía las personas felices y me preguntaba como lo hacían gracias por todo tu apoyo amiga un fuerte abrazo

Leave a Reply