LA LUZ DEL CORAZON

Todas en algún momento hemos estado viviendo situaciones que nos hacen sentir atrapadas y sin saber qué hacer, es el dilema ético del alma, entre el deber ser y el ser genuino, mezclado además en muchas oportunidades con presiones sociales, compromisos adquiridos que no nos hacen sentido, y pautas que se supone debemos seguir para un buen vivir..

Pero que nos dice el corazón? que fluyamos hacia la experiencia que nos ofrece libertad interior, paz, realización y por sobre todo donde ponemos en valor nuestro amor propio, muchas veces olvidado.

Y como podemos caminar hacia este flujo de experiencias optimas como las denomina Mihaly Csikszentmohalyi, Psicologo y autor del libro Flow, cuando tenemos una constante verborrea incansable que nos saca del camino, que no nos permite transformarnos en aquello que anhelamos para habitar la felicidad, pues más que alcanzar la felicidad, debiésemos ser la felicidad, y eso se consigue siendo aquello que deseamos.

Existe un ejercicio muy potente y bello que nos permite de algún modo despertar la consciencia del corazón, es una modificacion de un ejercicio que aprendí hace años de Drunvalo Melchizedek que nos abre la posibilidad de vivenciar desde nuestra esencia aquello que soñamos por sobre la mente, mente que habita todo nuestro cuerpo por cierto, y que no se encuentra específicamente en nuestra cabeza, ya que todo nuestro cuerpo tiene memoria, pero este ejercicio nos ayuda a bajar esa consciencia a nuestro corazón, y digo bajar, ya que como seres concretos y racionales que somos, necesitamos de elementos que nos colaboren a comprender el proceso de visualización, para poder vivir la experiencia de mejor manera y sin tanto cuestionamiento interno.

El ejercicio es el siguiente:

Visualiza en el centro de tu cabeza una esfera de luz, puedes darle el color que deseas y si no aparece ni un color puede ser solo luz o de color blanca.
Respira sin forzar la inhalación ni la exhalación.
Suelta
Siente tu corazón
Ahora visualiza como esa esfera de luz comienza a bajar en dirección a tu cuello, baja y entra a tu tórax, visualiza cómo va iluminando cada espacio por donde la esfera pasa.
Sigue bajando hasta llegar a tu corazón
Puedes visualizar tu corazón, su movimiento y pulso.
Poco a poco la esfera entra a tu corazón y se ubica al centro de él y lo ilumina por completo.
Está esfera de luz es tu consciencia.
Tu consciencia que ha bajado desde tu cabeza hacia el corazón.
Aquí permanecerá hasta que lo decidas.
Desde este momento todo lo que hagas será con tu consciencia puesta en tu corazón.
Puedes sentir tu respiración
Hacer una pequeña sonrisa
Agradecer
Y abrir suave tus ojos

La invitación es que ahora tomes esa decisión que necesitas tomar, que llames a esa persona con la que necesitas conversar, que vayas donde tienes que ir, que escribas ese mail o mensaje que necesitas enviar, que mires los árboles, la puesta de sol, el mar, la montaña, los ojos de tus hijos, que converses con tu pareja o simplemente permitas que la existencia pase a través de ti.
Con la conciencia puesta en tu corazón.

Luego me puedes contar que tal te fue, si notaste alguna diferencia y si hubo algún color en particular que adquirió la esfera o cualquier detalle que quieras compartir!

Bella vida
Irina Duran
Psicología Ritual

#mujer #meditacion #corazon #medicinadelcorazon #vida#recuperalamagiadetuvida #irinaduranm #psicologiaritual

INICIO
Next Post

Leave a Reply